Alejandro Arango: todos los lenguajes por explotar

Justo Planas (Bisiesto)

Dramaturgo de formación, Alejandro Arango cursa actualmente la especialidad de Dirección en la Escuela Internacional de Cine y Televisión (EICTV). Concursa en la presente edición de la Muestra con dos obras: el documental Doble impacto y el corto de ficción Felicidades, Fulana, en tu día. Ha participado en años anteriores con títulos como El deseo, I love pop y Marta.

Presentas en la Muestra dos cintas, una de ficción y un documental ¿Qué relación existe entre ellas?

Felicidades, Fulana, en tu día y Doble impacto: la construcción del éxito son dos obras cortas que se complementan, aunque en principio parezcan muy diferentes. Felicidades… es el recuento, a través del hallazgo de un video casero, de la relación entre una mujer, su esposo, un hijo y los violadores que la embarazaron. Doble impacto muestra el proceso de realización del videoclip que decidimos regalar a un reguetonero debutante de Güira de Melena.

 

Una es una ficción “contaminada»” por el documental; la otra, un documental con zonas ficcionadas. Y ambas intentan acercarse a nuestro aquí y ahora (Cuba, 2013) mediante referencias específicas a nuestra realidad como el lenguaje o la música.

En las dos también se pueden escuchar, de distintas maneras, voces desde y para una generación más joven, con la que me interesa mucho dialogar, a la que me interesa mucho entender.
¿Existen elementos que identifican a tu generación de realizadores?

Nuestra generación de realizadores es mucho más inmediata (a veces demasiado).Tenemos medios relativamente accesibles y económicos, y no lo pensamos demasiado antes de encender la cámara y grabar.

A veces esta es una cualidad que nos regala materiales frescos y honestos. A veces no se sobrepasa el momento de la sorpresa, y la mirada parece casi ingenua o simplista.

En general, predominan los documentales y esto, aunque conecta con lo anterior, también puede explicarse por la obsesión de querer explicarnos a nosotros mismos lo que estamos viviendo.

¿Cuán difícil es hacer cine en el contexto en que vivimos? ¿Qué elementos sociales, tecnológicos… favorecen hoy la existencia de una joven generación de realizadores en el país?

Creo que hacer cine (profesional o aficionado, joven o no) en nuestro contexto, posiblemente sea tan o más fácil que en muchos otros países.

En Cuba, ya se sabe, se puede vivir del arte como en pocos lugares. Quizás peque de ingenuo con esa afirmación. Tenemos muchas dificultades cotidianas que a veces podemos confundir con barreras o limitaciones profesionales. También es cierto que las recompensas por un buen trabajo pueden ser injustas, y que es fácil desanimarse. Pero en esta generación hay personas talentosas que han logrado construir sus propios caminos, sin hacer concesiones artísticas, y se han comenzado a crear estructuras grupales que permiten mayor accesibilidad o facilidades técnicas y productivas para la realización independiente.

¿Qué importancia tiene la Muestra en ese contexto?

La Muestra es el evento que permite el encuentro de la generación, y el termómetro que nos ayuda a establecer escalas de valores y puntos de encuentro entre las obras participantes. Es un espacio para la confrontación, el diálogo y, por supuesto, la oportunidad de visibilizar a muchos realizadores.

¿Podrías describir hacia dónde se encaminan tus intereses como director? ¿Cuál sería el tipo de filmes que te interesaría realizar?

Este espacio no alcanza para explicar la variedad de filmes que me interesaría realizar. Por ahí puede estar uno de mis intereses: explorar y explotar todos los lenguajes, géneros, formas y recursos expresivos posibles. Conectar con el público de diferentes maneras. Tratar de sorprenderlo siempre. Y ese es un reto difícil, sobre todo porque cada vez somos más incrédulos, escépticos, y nos aburrimos con mucha facilidad.

¿Te encuentras involucrado en estos momentos en algún proyecto?

El proyecto más cercano es Suvenir: la repetición de la experiencia, un largometraje que estoy codirigiendo con William Ruiz y que pensamos estrenar muy pronto. En Suvenir… combinamos la ficción y el documental, el cine y el teatro, a partir de la reconstrucción del primer viaje que realiza un joven cubano al exterior.

Es una obra fresca y divertida.

Deja un comentario

  • (no será publicado)

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>